Recordatorio

IMG_8171
Coles de Bruselas caramelizadas (con miel)

Vivimos rodeados de situaciones que pudiendo interpretar como “tortura”, elijo traducir como los momentos oportunos para dar gracias y como el recordatorio de la fuerza interior con que he sido equipada para permanecer inamovible. 


¿Quién de nosotros está libre de retos y eventos que se salen de su control?  Sin embargo, estoy comprendiendo que no es lo que “me pasa”, sino cómo yo lo percibo y desde dónde respondo frente a dichas circunstancias.tortillas  Dentro de la cocina esto es fácil de entender; en la vida diaria es donde le encontramos los bemoles al asunto.  La semana pasada puse a tostar en el horno unas tortillas de germinado de maíz. Pensé que lo normal era seguir el mismo procedimiento que con las tortillas comerciales. Me confié y fui a hacer otras cosas al cuarto de mi hija.

se me llenó de humo

En menos de cinco minutos el olor a quemado me estaba llamando. Salí corriendo y me encontré con la cocina esta completamente llena de humo y dentro del horno mis tortillas algunas prendidas en llamas, otras completamente negras. Solo pude rescatar un par de ellas. 

tostadas-quemadasJa ja ja…….. Estábamos haciendo tostadas con pollo por primera vez después de muchos meses de no probarlas, y ahora nos quedábamos sin tortillas.  Con la ayuda de mi comensal favorito, procedimos de inmediato a tirar lo que estaba quemado, a abrir puertas y ventanas para que saliera el humo mientras tratábamos de entender qué hicimos mal. Nadie estaba exasperado por el incidente, nos consolábamos entre nosotros diciendo: ¡Comeremos pollo con lechuga y tomate!  😀  En mi interior,  estaba dando gracias por el hecho de haber llegado a tiempo a la cocina, antes de que todo se hubiese prendido en fuego.  Nunca me imaginé que estas tortillas respondieran de manera tan distinta en el horno, además de que el olor a “maíz quemado” (maíz de verdad) impregnaba todo el ambiente.

Me encontré con unas poquitas que quedaban en el congelador y nos dimos a la tarea de repetir el proceso….. Esta vez reduciendo la temperatura del horno y sin quitar la atención de ahí.   ¿Cómo puede convertirse un paso tan sencillo como tostar tortillas en el horno en todo un relajo en la cocina?  Mi relajo finalmente se convirtió en un aprendizaje. El maíz germinado no se hornea ni a la misma temperatura, ni en el mismo tiempo que las tortillas comerciales hechas de quién sabe qué :D.  Trasladando esta experiencia a lo que vengo platicándote inicialmente, puedo percatarme que se trata de COMO YO LO PERCIBO, y de CÓMO ELIJO RESPONDER FRENTE A LOS INCIDENTES COTIDIANOS Y TAMBIÉN A LAS ADVERSIDADES.

Las situaciones que  vienen a querer “fastidiarme”,  hoy  les doy la más cordial bienvenida, porque éstas en realidad vienen para completarme, a hacerme más fuerte y más consiente de la trascendencia de mis decisiones y de la oportunidad que tengo para crecer, vivir y disfrutar a cada segundo de vida que se me regala.

No les daré la receta de mis tostadas, las cuales salieron muy buenas por cierto, pero sí de unas coles de bruselas al horno que quedaron como para “chuparse los dedos”.  Mi comensal favorito le dio el visto bueno y les hizo una fiesta que me hace pensar que me estoy volviendo chef ja ja ja…… 😀  De verdad están buenísimas. Te animo a que pruebes la receta.

RECETA DE COLES DE BRUSELAS CARAMELIZADAS (con miel)

(Rinde 4 porciones aproximadamente)

Ingredientes: IMG_8162

  • 500 gr. de coles de bruselas (con el tallo cortado y partidas por la mitad)
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • 1/2 cucharadita de sal de mar
  • 1/4 cucharadita de pimienta negra molida
  • 3 cucharaditas de vinagre balsámico
  • 2 cucharaditas de miel de abeja orgánica

 

IMG_8163

IMG_8164

 

 

 

 

 

 

 

PROCEDIMIENTO: 

  1. IMG_8165
    Foto 4

    Precalentar el horno a 425°F (220 ºC).

  2. En una charola para hornear colocar una capa de papel aluminio.
  3. Cortar el tallo exterior de las coles, quitar las hojas secas y partirlas por la mitad.
  4. En un tazón grande, revolver las coles de bruselas con 2 cucharadas de aceite de oliva, sal y pimienta negra hasta que queden completamente cubiertas.  (Ver foto 4)
  5. Colocar las coles sobre la charola y meter al horno hasta que estén suaves (aproximadamente 20 minutos).  (Ver foto 5)

 

IMG_8166
Foto 5

IMG_8171

6. Sacar del horno y poner las coles nuevamente en el tazón. Añadir el aceite de oliva restante (2 cucharadas), el vinagre balsámico y la miel. Revolver esto muy bien hasta que la cobertura sea uniforme.

7. Sazonar con más sal y pimienta de ser necesario. Servir y disfrutar.

 

IMG_8172
Coles de bruselas caramelizadas listas para disfrutarse
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s