Nunca es tarde

IMG_7081
Té Latte de Cúrcuma y Jengibre

Tengo la costumbre de tomar un café al día y me encanta. Con todos estos cambios alimenticios, sé que lo más conveniente es tomar té de hierbas. sin embargo, todavía no encuentro algo que me me deje con la misma sensación. El frío del invierno hace de una bebida calientita una necesidad (al menos para mí).

El tema del café es un asunto controversial en cuanto a sus beneficios y no me voy a detener en comentar esto ahora; lo que sí sé es que personalmente quiero disminuir la cantidad de cafeína que me tomo a la semana y abrirme a experimentar con bebidas que además de colaborar para mí salud, pueda disfrutarlas igual o más que mi café diario. ¿Suena complicado verdad?

Pues bueno, hoy me lancé con el primer experimento y no estuvo nada mal. Si te gusta el CHAI LATTE de Starbucks, eres candidato para que te guste esta bebida. Puedo decir que este es un sabor bastante especial, que una persona necesita ir adquiriendo gradualmente. Yo recuerdo bien la primera vez que probé el Chai Latte, la verdad es que no me gustó mucho. Cuando era pequeña, mis abuelitos me dejaban tomar café (descafeinado) cuando estaba con ellos, lo que más disfrutaba era ponerle montones de azúcar para hacerlo saber “rico”. ¡Quien me viera ahora tomando café negro y disfrutarlo así!!!!


Nunca es tarde para reaprender y abrirte a nuevas opciones que ofrecen otras plantas, además de la semilla del café tostado.


A mi comensal favorito ni le ofrecí este experimento ja ja ja….. Yo soy la de los sabores raros en casa y todos me hacen burla, porque me gusta – según mis hijas – lo que sabe a jabón ó a perfume  😀

TÉ LATTE DE CURCUMA Y JENGIBRE 

IMG_7078

Recomendación: Utilizar estas especies en polvo en el estado más orgánico que puedas encontrarlas.

Ingredientes:

3 cucharaditas de cúrcuma en polvo (Conocido en inglés como Turmeric)

1 cucharadita de clavo en polvo

medidor de cuchara
SUGERENCIA: Usar un medidor de cucharas para esta receta.

2 cucharaditas de cardamomo en polvo

2 cucharaditas de jengibre en polvo

2 cucharaditas de canela en polvo

Leche de almendras

Estevia ó miel de abeja

2 litros de agua  (4 pints)

Procedimiento: 

  1. Mezclar todas las especies en una olla con el agua y poner a calentar hasta que hierva.
  2. Reducir a  fuego medio y dejar hervir por 10 minutos.
  3. Servir en una taza utilizando un colador cuidando de no llenar la taza para dejar espacio para la leche de almendras.
  4. Añadir a la taza, la leche de almendras caliente. (LA PROPORCION QUE USES DE LECHE Y DE TÉ ES MUY IMPORTANTE. Para mi gusto, mitad y mitad quedan muy bien, pero es cuestión de gustos. Tomar el té sin leche me parece demasiado fuerte).
  5. Endulzar al gusto.

Puedes guardar el resto del té en el refrigerador hasta por una semana, para tomarlo en otro momento.

Te animo a que veas estos videos sobre las propiedades de la cúrcuma:

Video 1  Leche de cúrcuma

Video 2 Una bebida para mejorar la salud

Video 3 La cúrcuma: propiedades y beneficios.

IMG_7077

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s