Regresando a lo básico.

IMG_6673La vida moderna ha definido un nuevo modelo de alimentación y por consiguiente de cocinar (ó comprar la comida hecha).  Todo transcurre a contra reloj y la necesidad de apresurar los procesos que se realizan en la cocina son una demanda cada vez más imperante. Una de las cosas que recuerdo a mi abuelita siempre cocinando eran los frijoles negros. Pasaban las horas y observaba todavía esa olla en la estufa y a mi preciosa abue cuidando que estos no se secaran.  ¿Por qué complicarme la vida, pensaba yo, cuando ahora podía echar mano de los riquísimos frijoles en lata?  Un poquito de cebolla y cilantro acitronados para hacerlos refritos y ¡LISTO!

Los frijoles comercialmente preparados son cocidos a temperaturas típicamente muy elevadas por un periodo corto de tiempo, esto no es lo mismo que si los cocinara por largo tiempo a bajas temperaturas. Checa esta información que me está haciendo reconsiderar lo que comemos en lata en casa:

Cuando los alimentos se cocinan a altas temperaturas, se produce la glicación avanzada en los productos terminados (AGEs por sus siglas en ingles). Estos compuestos, que estimulan a las células para producir proteínas que causan inflamación, pueden ser tóxicos para el cuerpo. Los AGEs se producen normalmente a una velocidad lenta, pero la tasa se incrementa cuando el alimento se calienta a una temperatura elevada. También existe un importante cuerpo de evidencia que apoya la idea de que el tratamiento térmico de los alimentos altera, daña o destruye muchos nutrientes en el alimento.

IMG_6660Poco a poco estoy descubriendo aquellos alimentos que se encuentran en mi alacena que son potencialmente dañinos para la salud y con ello, encontrando maneras de substituirlos por alimentos preparados en casa ideando maneras de FACILITAR para mí el proceso de cocinarlos.  No me estreso. ni me presiono por nada ni por nadie.  He decidido ir dando un paso a la vez disfrutando del beneficio que cada cambio por pequeño que sea,  estará trayendo a nuestra salud.

Esta semana mi experimento ha sido con los frijoles negros. Estos son los ingredientes que utilicé:

IMG_66591 Kilo de frijoles negros

1/2 cebolla grande picada finamente

3 dientes de ajo pelados y bien picados

Sal al gusto.

2 litros de agua aproximadamente.

MUY IMPORTANTE:

Utilicé una olla eléctrica de cocción lenta   También conocida como “CROCK POT” o “SLOW COOKER”

Procedimiento (Me tomó 15 minutos):

  1. Limpiar bien los frijoles y dejarlos remojar mientras realizas los siguientes pasos.
  2. Picar finamente la cebolla y el ajo.
  3. Poner a calentar el agua en la olla eléctrica.
  4. Agregar los frijoles ya limpios en la olla eléctrica.

Dos horas más tarde les agregué la cebolla y el ajo.  Los dejé cocinar por 4 horas más y les agregué sal al gusto.  Les dieron el visto bueno en mi casa así que prueba superada.  ¡Adiós a los frijoles de lata!

La super ventaja de utilizar una olla eléctrica es que no tienes que preocuparte del peligro que representa dejar una olla hirviendo en la estufa; solo necesitas asegurarte de que les has agregado suficiente agua. Ahora solo pondré el contenido de los frijoles cocidos en recipientes para congelar y sacar solo la cantidad que voy a utilizar durante la semana.

3 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s