Momentos decisivos

IMG_7370
Batido de frutas (arándanos y granada) – SMOOTHIE

Es fácil identificar esos momentos cruciales de la vida en los que necesitas tomar una decisión que traerá repercusiones para el resto de tus días: Cuando te casas, cuando eliges que quieres estudiar, etc. Sin embargo, estoy despertando al hecho de que lejos de ser eventos esporádicos, estos momentos decisivos son una práctica cotidiana. Te des cuenta o no de ello, cada segundo del día eres confrontado para tomar decisiones. La trascendencia de sus consecuencias es algo, que en mi caso, no puedo seguir pasando desapercibido.


Cada instante estás ejerciendo tu autoridad y haciéndote partícipe de sus resultados. 


Luego nos preguntamos: ¿Y por qué me siento así? ¿Por qué estoy en esta situación? ¿Por qué me veo con tantas carencias y deficiencias? La respuesta a esas preguntas es algo que definitivamente no se inició hace cinco minutos.  Los momentos decisivos se suman, mientras que sus beneficios ó contraindicaciones para ti se multiplican.

No se trata de cómo me va en la vida, ni de “la suerte que me ha tocado”,  no es cuestión de lo que ocurre exteriormente, sino de lo que yo permito que suceda dentro de mí.

Un momento decisivo es cada elección, en la que me veo protagonizando mi responsabilidad de vivir en plenitud.

No estoy esperando a que sea el último día del 2015 para hacer propósitos de año nuevo. Estoy abriendo los ojos a la realidad de que este día, este instante es mi momento y lo voy a abrazar consciente del hecho de que nadie más tiene la responsabilidad de hacerme vivir en armonía desbordante y completa satisfacción, excepto yo.

A un sin fin de cosas “negativas” que me ocurren hoy solo les permito una cosa: Ser un recordatorio, una invitación para que yo pueda comprobar más plenitud y mayor dicha, a fin de compartirla con otros. 

Estos momentos decisivos incluyen por supuesto, nuestros hábitos alimenticios y por consiguiente nuestro estilo de vida.  YA NO ELIJO POR COSTUMBRE; ESTOY APRENDIENDO QUE CON CADA DECISIÓN EJERZO MI AUTORIDAD PERSONAL.   Considerando que en este proceso aquí en casa,  necesitamos de opciones fáciles para cenar, desayunar ó tomar algún snack (entremés) ligero se me ocurrió comenzar a experimentar con smoothies (batidos ó licuados de frutas). Mi comensal favorito no suena muy emocionado con la idea, pues dice que prefiere comida sólida; sin embargo, la única forma de avanzar en este caminar, es experimentando 😀  Así que….¡Aquí vamos!

Te comparto este primer batido ó licuado de arándanos y granada que fue mi desayuno de esta mañana:

BATIDO DE ARÁNDANOS  Y GRANADA

Ingredientes:

1/2 taza de semillas de granada

1/2 taza de arándanos frescos congelados (yo lo puse por media hora en el congelador antes de hacer este batido)

1/4 taza de yogur griego

1/4 taza de leche (yo utilicé leche de coco).

 

Procedimiento:

  1. Poner todos estos ingredientes en la licuadora (ó Nutribullet) hasta que se integren perfectamente.
  2. Servir inmediatamente.

 

Propiedades del arándano rojos:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s