La belleza del hoy

Slide1

 

Con la rutina y las ocupaciones de todos los días tendemos muchas veces sin darnos cuenta, a perder el horizonte considerando las cosas cotidianas que nos son dadas para disfrutar,  como eventos comunes.   Sin embargo, la vida nos pone frente a escenarios que bajo la apariencia de “dificultades”, colaboran para llevarnos a reorganizar nuestras prioridades y darle un nuevo sentido a nuestra existencia .  Una de estas bellísimas cosas que están siendo traídas al orden conmigo, es la comprensión de la importancia de UBICARME EN EL AHORA..

He sido una persona que le gusta planear y anticiparse a los eventos en la medida de lo posible, lo cual puede sonar como un aspecto positivo, hasta que caes en la cuenta de que tu ocupación (o preocupación) por lo que está por venir, en realidad está fuera de balance.

En este período de mi vida en la que he reducido intencionalmente, el ritmo de muchas de mis actividades, me doy cuenta que las agendas, calendarios y objetivos tienen su lugar, pero ninguno de éstos pueden suplantar el espacio  que tiene, el que yo aprenda a apreciar la vida que me es otorgada cada segundo….. cada minuto.

Esta semana me desperté temprano a hacer el desayuno para mi hija, como todos los días y cuando ella salió rumbo a la escuela, apagué las luces de la cocina. Me detuve unos segundos en esa oscuridad, y me llamó la atención el reflejo tenue de la luna que aún iluminaba el patio. En la penumbra, me senté en un sillón a contemplar el despuntar del alba a través de las ventanas.  ¡Qué espectáculo éste el que sin interrupciones y sin prisas tuve el privilegio de disfrutar viendo el momento preciso en el que la luz disipa las tinieblas!. Un fenómeno que se repite todos los días;  pero que para mí se vuelve un evento especial, tomándome el tiempo  de presenciar.  Como música de fondo, se escuchaba el cantar de los pajaritos que aún en este invierno, anticipan la llegada de la primavera.

Ver este suceso me hizo pensar que la misma fuerza que impulsa el avance puntual de la luz del alba (Dios), es la misma que opera dentro de mí. No hay obstáculo alguno que  se lo impida. Así que tengo mil razones para saberme plena  y completa frente a todos los retos que siguen viniendo a mí.

Mi capacidad para apreciar la belleza de lo que este día trae consigo va en aumento, sin abandonar mis responsabilidades cotidianas por supuesto, dándole una nueva tonalidad a mi vida.

La salud no es un asunto que se limita a mi alimentación; es una cuestión de nutrición que implica mi ser entero. En medio de todos los enredos que todavía se me presentan, estoy feliz y sigo aprendiendo. 


 La trillada frase: “¡No tengo tiempo!” es una excusa, propiedad de quienes prefieren convencerse a sí mismos de que  solo pueden conformarse                al status quo.

Despierta a la verdad.  No estás atado de manos ni tienes cocido a tu piel,  el rol de “malabarista”……..Atrévete a poner de cabeza tus prioridades y  a comprobar que existe otra manera de vivir. En la función de tu propia vida,    tú eliges.


 

Este video de tres minutos es la explicación de un niño a la razón por la que vale la pena aprender a disfrutar. ¡Me encanta!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s