Excepciones

IMG_8650
Quinoa con vegetales para desayunar

Si hay algo que no sucede en mi cocina para desayunar es que mi comensal favorito diga que le doy “Pan con lo mismo”.   Me parece muy aburrido repetir los mismos menús  y me motiva el hecho de poner a volar la imaginación.  Mi marido ya ni sabe a veces qué le estoy dando ja ja ja….. 😀 Él muy obediente se lo come todo, además de que con mucha cortesía me da su opinión sobre lo que le preparo. ¡Este comensal ha tomado su papel muy en serio! Así es como vamos integrando nuevas recetas en este espacio, descartando aquéllas que no son tan exitosas.

¿Cómo es que me despierto con el humor de poner en marcha la creatividad en la cocina?  Estoy aprendiendo a hacer excepciones.  Cada día tengo un sin fin de pendientes que me demandan atención. Desde que abro los ojos por la mañana tengo papeles que poner en orden,  me encuentro con ropa que lavar, cosas que limpiar,  la carrera contra el reloj para irme a la oficina y así sigue el día lleno de asuntos interminables.

En medio de ese escenario, hago una excepción en mi agenda, y me meto a la cocina como aquélla que no tiene otra cosa qué hacer. En serio, como si la prisa no fuese una alternativa para mí.  

No hay televisor en mi cocina así que el silencio me acompaña dándome oportunidad para el diálogo interior.


Hacer excepciones en mi agenda me está permitiendo estar mucho más enfocada en mis objetivos;  estar centrada en atender lo importante en lugar de andar apagando fuegos detrás de lo urgente. 


Aunque todos los pendientes requieren mi atención, a cada uno les llegará su turno para ser atendidos.  El detalle está cuando me distraigo invirtiéndome ignorando su nivel de prioridad.  Aquí cabe la pregunta: ¿Es acaso prioritario que yo me desconecte cocinando por las mañanas? ¿No es esto más bien que estoy procrastinando?  La realidad es que para poder establecer prioridades necesito primero entender que no se trata de cosas,  sino de individuos; y que la única forma en la que yo pueda ayudar a mi familia y otras personas a estar bien, es que YO ESTÉ BIEN. 

Slide1

  • ¿Quién es la prioridad en tu agenda?
  • ¿Andas a las carreras atendiendo asuntos como gallina descabezada?
  • ¿Estás esperando a que tus hijos crezcan ó a jubilarte para dedicar tiempo para ti mismo(a)?

Posponer las prioridades solo te amarra a seguir haciéndola de “bombero” resignado a apagar “incendios”.   De verdad yo aquí no paro en todo el día y las canastas de documentos que tengo en medio de mi sala, me reclaman que debería sentirme estresada y sepultada debajo de la montaña de pendientes que todavía están esperando por mí.

Estoy aprendiendo a hacer excepciones, estoy comprobando que puedo tomarme las cosas con calma.  En esta frecuencia es donde estoy descubriendo que los pocos o muchos asuntos atendidos en el día producen resultados más allá de mis expectativas.

Esta nota que escribo ahora es un ejemplo más de lo que aquí te platico.  Comimos riquísimo y nos relajamos aquí frente a la computadora para ventilar por escrito los aspectos positivos que continuamos viviendo día a día.   Atrévete a cuestionar tus prioridades.  Toma el reto de preguntarte:

“¿Por qué le doy tanta importancia a tales ó cuales asuntos?”   Las apariencias engañan; lo que parece ser algo inevitable solo utiliza una máscara.  No te dejes llevar por su fachada y descÚbrete siendo tu mismo(A) esa prioridad.

Aquí te va una receta más que hicimos esta semana para desayunar. ¡En casa fue un éxito rotundo!  😀

 

RECETA DE QUINOA CON VEGETALES PARA DESAYUNAR

Ingredientes: 

  • 1 taza de quinoa cocida  (también conocida como “quinua”)
  • 2 tazas de coliflor finamente picada
  • 1 – 2  tazas de espinacas
  • 1/2 cebolla blanca picada
  • 1 chile jalapeño picado finamente (más ó menos según el gusto)
  • 1 cucharada de aceite de coco
  • Sal y pimienta al gusto (Yo utilicé sazonador de ajo Mrs. Dash que no contiene sal)

 

Procedimiento: 

  1. En una sartén calentar el aceite de coco y sofreír la coliflor sazonando al gusto. Tapar la sartén y mover de vez en cuando hasta que ésta se haya suavizado.
  2. Agregar la quinoa cocida y revolver durante un minuto.
  3. Añadir las espinacas y colocar la tapa nuevamente sobre la sartén.  Revolver ocasionalmente para evitar que se pegue.
  4. Por último, añadir la cebolla y el chile. Tapar la sartén para dejar que los sabores se concentren.   Continuar revolviendo hasta que la cebolla se haga transparente y el chile se ablande. sarten para huevos
  5.  Servir y disfrutar colocando un par de huevos estrellados encima. (Yo utilicé una sartén que no necesita aceite para cocinarlos. Ver foto.)

 

 

 IMG_8601

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s