Buena Música, Mejor Salud.

 

 

La vida es una melodía en la que precisamos reconocer que los bemoles son una parte esencial para hacer sonar los más hermosos acordes.

 

En Febrero del 2018 recibí un diagnóstico de cáncer de piel (Carcinoma de células basales) y tuve una cirugía para remover dicho lunar.   Desde entonces, mis prioridades entraron en una fase de reorganización y lo que antes me parecía superfluo o intrascendente hoy ocupa sitios en mi agenda que no hubiese imaginado.

Una de las cosas que tengo clarísima para hacer los ajustes necesarios en esta etapa descansa en esta sencilla fórmula:

En lugar de invertirme evitando reinicidir en esta enfermedad estoy ubicándome en todas esas opciones a las que puedo accesar porque tengo SALUD y vale la pena preservarla. 

 

En primera instancia ambas premisas pudieran sonar positivas, sin embargo, el motor que las impulsa es totalmente opuesto. Mientras que evitar reincidir en X enfermedad fluye de estar aterrado; estar ávida por descubrir y disfrutar de los recursos dispuestos para contribuir a mi bienestar porque mi salud lo vale,  es algo que me da un motivo y propósito.

IMG_2882

 

Una de esas opciones que estoy descubriendo contribuyen a mi bienestar es LA MÚSICA.  Siempre se nos ha presentado la idea de que nuestra salud está en función de mantener una buena alimentación, del ejercicio regular y de los buenos hábitos ( descansar con un sueño reparador, respirar correctamente, hidratación adecuada etc); sin embargo no había escuchado de las repercusiones tan impresionantes que tiene para la salud de nuestro ser (incluyendo todos sus sistemas), el incorporar la música ó tocar un instrumento como parte de nuestra vida cotidiana. (Ver artículos y videos al final de esta nota).

Hemos sido diseñados para responder a la MÚSICA.

cranium-3244110_640

Así que después de muchos años, me he reencontrado con mi viejo amigo: El piano. Por diversas razones (más bien excusas) lo mantuve como un bonito artículo decorativo dentro de mi sala y muy eventualmente me sentaba a recordar algunas piezas musicales.  No tengo menos compromisos, ni menos asuntos que atender en mi agenda, solo he cambiado mis prioridades y la música se ha vuelto una de estas.  Mi inversión de tiempo tocando un instrumento NO es mi escape, ni la forma en la que estoy buscando huir de ser presa del cáncer de piel (como es el caso de muchos que reinciden).  ¡La música se ha vuelto un espacio personal de esparcimiento y diversión!

Sí, estoy contenta ♥.   He elegido reconocer que los bemoles que la melodía de la vida me presentan están perfectamente alineados  para comprobar esta progresión armónica en la que hoy existo y en la que me estoy deleitando.

¡Gracias a mi Padre por estar a cargo de cada nota en mi ser haciendo resonar con esta experiencia su concierto de amor!

 

Artículos sobre los beneficios de la música en la salud:

¿Por qué su cerebro le pide música?

Los efectos de la música en nuestro cuerpo según la ciencia.

Beneficios de la música

 

Videos relacionados con el tema:

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s