Una poderosa razón

IMG_8929

Estos días he estado recordando que durante la etapa más crítica de la aventura que vivimos con la salud de mi comensal favorito a fines del 2015,  los consejos y sugerencias de amigos y familiares se dejaron escuchar y junto con esto, la opinión de quienes nos dejaban saber su peculiar punto de vista; una perspectiva que lejos de servirnos de apoyo en los tiempos difíciles, me hicieron agua los ojitos varias veces. Este es el resumen del mensaje comunicado:

“Cuando las cosas van bien contigo (en salud, economía, situación familiar etc) ,  estás bien espiritualmente; cuando parece “lloverte sobre mojado”,  se cuestiona tu integridad y se te acusa indirectamente de estar alejado de Dios (entre otras cosas).”  (¿En serio?)

Por esos mismos días,  se sumaba el hecho de que me golpearon el carro en dos ocasiones estando estacionado frente a mi casa, y la tercera en el estacionamiento de una tienda. Todo esto en el período de cuatro meses.   Tengo claro que aunque la intención de estas personas es buena, el mensaje de sus comentarios fuera de lugar  dista mucho de lo que en realidad necesitas oír en momentos así.   Sin embargo, aún estas cosas, han colaborado para mi bien y puedo dar gracias.


Y es que cuando lo que te define, está en función de tus circunstancias,  estás aceptando que  tu valor esté a la alza ó a la baja como en la bolsa de valores, y que tu identidad pueda determinarse por las condiciones de subida ó bajada como si estuvieses montado en una montaña rusa. 


Cuando todo parecía ir viento en contra, decidí NO DARLE CABIDA a la idea de estar “salada” (con mala suerte) que tocaba a mi puerta, ni permitir que ninguno de estos eventos hiciera el más mínimo eco en mi interior.  Tenía la evidencia frente a mí, los “cabellos en la mano” como dicen coloquialmente; sin embargo me rehusé a creer que lo que ME PASA, es lo que ME CALIFICA, lo que mide la condición de  mi estado INTERIOR.

Hoy puedo compartirte que el mundo que parecía estar cayéndose a pedazos, en realidad ha estado colocándose en el orden perfecto – pieza por pieza -, para crear un nuevo orden, un nuevo escenario para propiciar un mayor crecimiento personal.

Hoy que muchas de las incógnitas y la incertidumbre comienzan a despejarse para mí en cuanto a la salud de mi marido y otras muchas que parecían no tener solución, elijo una vez más no permitir que lo EXTERNO dictamine mi IDENTIDAD.

 

Soy yo quien le da sentido y rumbo a las circunstancias y no viceversa.  Nada ni nadie puede poner en cuestión lo que mi Creador dice de mí.  La única persona que puede ponerle un signo de interrogación a ello en mi vida,  soy yo misma.

 

 

Tengo una poderosa razón para estar agradecida, un ancla para permanecer inamovible. Lo único que he podido perder hasta aquí es el miedo y el recuento de los “daños” me anima a continuar adelante.   ¡Así que aquí vamos!

Hoy te paso una receta súper sencilla que se me ocurrió hacer como guarnición con un par de ingredientes que me quedaban en el refrigerador.  ¡Esto salió como para chuparse los dedos! La combinación de camotes (boniatos ó batatas)  con el sabor ácido – dulce de la piña es fenomenal.

RECETA DE CAMOTES CON PIÑA

Ingredientes:

  • 1 camote grande sin pelar partido en trozos
  • 2 tazas de piña (natural) partida en trozos (del tamaño de un bocado).
  • Sazonar al gusto (Yo utilicé un sazonador SWEET SALT SEASONING MONTANA MEX)
  • 1 cucharada de aceite de coco

Montana Mex Sweet Salt

 

Contiene: Sal marina, ralladura de naranja, canela,  jengibre,  chile pasilla, clavo, etc.

 

 

 

 

Procedimiento:

  1. En una sartén, calentar el aceite de coco a temperatura media.
  2. Sofreír el camote por varios minutos hasta que esté medio suave.
  3. Sazonar al gusto.
  4. Añadir la piña y continuar revolviendo en la sartén durante varios minutos hasta que ésta se suavice.

IMG_8687

 

IMG_8688

 

5.  Cuando el camote haya alcanzado el punto en el que esté completamente suave pero consistente, retirar del fuego y dejar tapado durante unos cinco minutos.

6. Servir y disfrutar.

IMG_8691

 

Otras recetas con camote (boniatos ó batatas)

Estofado de res con zanahorias y camotes

Crema de camotes con pera

 

 

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s