Mi cocina, un laboratorio.

IMG_6725

Estos días mi cocina ha dejado de ser el espacio donde rutinariamente hago lo que siempre comemos.  Con tantos cambios ocurriendo diariamente y con los experimentos que estamos implementando, en realidad me siento como en un laboratorio.   Estoy en búsqueda de nuevas recetas, pero sobre todo buscando comprender porqué y/o cómo es que los ingredientes que utilizo contribuyen o no a nuestra salud.   Lo que al inicio pensaba que  era más trabajo sumado al que ya de por sí tengo (pues no me dedico a las labores del hogar exclusivamente), ahora es un tiempo en el que puedo desconectarme de los quehaceres para dar paso a lo que me gusta hacer: COCINAR.

Este fin de semana, mi marido dijo que se le antojaban mucho unos hotcakes (ó panqueques).  Así que tomé la misma receta de las crepas que tengo publicada aquí en mi blog y realizando algunas pequeñísimas modificaciones, hicimos un primer intento.  Comparto contigo la receta de esta primera versión:

HOT CAKES O PANQUEQUES DE AVENA

Ingredientes:

1/2 taza de avena en hojuelas  (que no sea instantánea, sin azúcar y sin saborizantes. Consigue una lo más orgánica posible)

1/2 taza de leche

1 huevo

1/2 cucharadita de extracto de vainilla

Procedimiento:

  1. Utilizando un procesador de alimentos, moler la avena hasta que quede hecha polvo (como harina).
  2. Añadir la leche, el huevo y la vainilla, moliendo nuevamente hasta  obtener una mezcla uniforme.
  3. Precalentar a fuego medio, un sartén pequeño al que engrasamos previamente usando una servilleta con aceite de coco, o bien usando aceite de coco en spray.
  4. Verter la mezcla sobre el sartén hasta formar el hotcake o panqueque  Esperar a que aparezcan burbujas sobre éste y entonces proceder a voltear. Realizar este mismo paso con toda la mezcla.
  5. Colocar los hotcakes en un plato y decorar con frutas.

Al momento de servir esta receta en la mesa surgió la pregunta: ¿Y qué le ponemos encima? La miel que se utiliza para los hotcakes (o panqueques) tiene toneladas de azúcar. De hecho puedo decirte que en mi alacena, nada tiene más azúcar que esta miel que solíamos ponerle a nuestro desayuno. Leímos la etiqueta de la CAJETA y aunque esto no es la opción ideal, fue el sustituto emergente con el que disfrutamos de nuestros hotcakes. (Solo pusimos una leve capa para darle sabor).  Ja ja ja…. mi esposo dijo que este poquito de azúcar le supo a gloria.  Ya encontraré alternativas para hacer de este desayuno algo completamente saludable.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s